Saltar al contenido

Circuncisión Musulmana

circuncision-musulmana

La circuncisión, llamada “al-jitan” en árabe, referida también como “tahara”, (literalmente “purificación”, con la que está en la religiosidad islámica estrechamente relacionada), es una práctica sumamente extendida en el mundo islámico aunque la circuncisión realmente no forma parte de los “pilares del islam”.

El primer circuncidado es el hijo de Abraham

En todo el Corán, no se menciona expresamente ni una sola vez a no ser el genérico mandato en el que Dios ordena al creyente “seguir la religión de Abraham” (C. 16, 123). Es así que el primer circuncidado es el hijo que Abraham tiene de su esclava Agar, Ismael, de quién los árabes, y por extensión los musulmanes, son descendientes.

En el Hadiz, segunda fuente del islam, compuesto por el conjunto de dichos y hechos del Profeta recopilados por una serie de autores más o menos canónicos, tampoco se registra claramente la obligatoriedad de la circuncisión y de hecho hay discrepancias sobre lo mismo.

En la tercera de las fuentes islámicas, el Fiqh o jurisprudencia, las cuatro grandes escuelas jurídicas mencionan la circuncisión unas como obligatorias y otras como altamente recomendable.

La circuncisión es una práctica muy común en el mundo musulmán

Pero en resumen la circuncisión fue, es y será siempre una práctica muy común en el mundo musulmán hasta el punto de que un altísimo porcentaje de musulmanes, muy cercano al 100%, está, de hecho, circuncidado.

En cuanto a las tradiciones relacionadas con ella no existe unanimidad. Para empezar, no existe un rito propiamente dicho, y se practica de formas muy diferentes en función de los lugares. En algunas comunidades se realiza al séptimo día de vida, aunque lo más normal es que se realice hacia los siete/ocho años de edad y en otros lugares ocurre cuando el niño ha sido capaz de leer el Corán de principio a fin, y en otros de manera aún más tardía, como especie de rito de introducción en la edad adulta. A menudo va acompañado de una gran fiesta.

Para los varones que deciden convertirse al Islam, sí existe general acuerdo en no se requiere la circuncisión a menos que la persona lo desee.

Esta Web utiliza cookies, tanto propias como de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información de nuestra política de cookies en nuestras Condiciones de Uso.    Más información
Privacidad