Saltar al contenido

¿Qué es la circuncisión?

circuncision-fotos

Circuncisión

Todos hemos escuchado hablar de la circuncisión y aunque la mayoría de personas ya sabemos qué lo que es,  siempre se te plantean dudas sobre todo si algún familiar o tú mismo te estás planteando realizártela.

Pero tranquilo/a, a continuación te contaremos todo lo relacionado con este procedimiento de manera sencilla y resolveremos las dudas más frecuentes (aunque siempre debes de hablar con tu médico si tienes cualquier tipo de problema) basada en la experiencia de personas ya circuncidadas.

¿Qué es la Circuncisión?

La circuncisión es la eliminación de un pliegue de piel conocido como prepucio que cubre la cabeza (glande) del pene no erecto.

Dependiendo del prepucio puede que el glande permanezca cubierto parcial o completamente según el grado de fimosis que se tenga, por lo que si comprobamos que nos cuesta descubrir el glande o tenemos algún tipo de molestia en esta zona tan sensible deberíamos ir al médico.

Lo mejor es que un profesional nos eche un vistazo y nos dé su opinión de si ve conveniente que nos practiquemos la circuncisión o no.

Hay casos en los que aunque el glande pueda quedar descubierto sin dificultad cuando el pene está flácido,  a la hora por ejemplo de mantener relaciones sexuales el prepucio molesta llegando a ser muy incómodo para el hombre que le ocurre.

¿Para qué sirve el prepucio?

Su función principal es la de proteger el glande, ya que es una de las partes más sensibles del cuerpo másculino.

Protege tanto de infecciones, cicatrices como del exceso de sensibilidad, aunque según estudios realizados no existen evidencias de que la circuncisión reste placer a la hora de mantener relaciones sexuales.

¿Desde cuándo se practica la circuncisión?

Algunos historiadores calculan que este procedimiento tiene más de 10000 años, aunque otros le atribuyen a los egipcios el origen de esta práctica alrededor del 2300 antes de Cristo.

Por otro lado, el Judaísmo tiene como obligatoria la circuncisión para todos los varones, ya que según la Biblia Abraham fue circuncidado por orden de Dios

¿Cuándo debería realizarme la circuncisión?

Todo depende del grado de estrangulamiento que el prepucio ejerza sobre el glande. Existen varios grados de fimosis:

  • Primer Grado: no se puede ver el glande debido a que el prepucio lo ahoga. No se puede retraer nada el prepucio.
  • Segundo Grado: solo es posible que se retraiga un poco el prepucio.
  • Tercer y Cuarto Grado: el prepucio se retrae solo hasta aproximadamente la mitad del glande.
  • Quinto Grado: se puede retraer el prepucio completamente pero se observa un anillo fimótico y puede aparecer dolor por ejemplo a la hora de mantener relaciones sexuales.

Los primeros grados son más severos y por lo tanto sería conveniente tratarlos a la mayor brevedad posible, sobre todo para evitar complicaciones como dolor al orinar o infecciones. Se puede vivir teniendo fimosis pero no es recomendable, ya que con una sencilla operación como es la circuncisión puedes acabar con este problema de raíz y evitarte bastantes complicaciones.

¿Qué problemas puedo tener si tengo fimosis y no me realizo la circuncisión?

  • Infecciones debido a una mala higiene de la zona.
  • Dolor a la hora de tener relaciones sexuales.
  • Dificultades al orinar.
  • Inflamación del glande.
  • Cáncer: es muy raro que se dé pero puede favorecer a que este aparezca.

¿Qué tienes que saber de la operación y el post-operatorio de la circuncisión?

Esta operación puede realizarse bajo anestesia general sobre todo en niño o en pacientes que estén muy angustiados por este procedimiento o con anestesia local.

Si es local, se suelen dar varios pinchazos con anestesia alrededor del pene o directamente en el glande, lo cual digan lo que os digan es bastante desagradable. Muchos recuerdan este dolor como uno de los más intensos que han sufrido, aunque por suerte solo dura unos segundos.

Una vez que esté la zona completamente dormida no notarás nada de lo que te están haciendo, solamente algo de presión en algunos momentos.

Normalmente es una operación que no dura más de media hora. Una vez terminada la misma el paciente se va por su propio pie.

Post operatorio

Los primeros días tras la operación son bastante incómodos, ya que una vez pasado el efecto de la anestesia el mismo roce del glande y de los puntos hace que la zona te moleste.

No es hasta que transcurre unas semanas y todo vuelve un poco a su ser cuando empiezas a aguantar el roce de los calzoncillos.

Habrá quien te diga “en 24 horas haz vida normal”, pero podemos decirte que hacer vida normal hasta que no pasan unas semanas es bastante complicado y no realmente porque duela, sino porque te sienten bastante incómodo con esta nueva situación.

Curas

Tras la operación te vendan el pene para que no aparezca ningún tipo de hematoma y a las 24 o 48 (dependiendo del especialista) te dirán que te lo quites y empieces a lavártelo y a aplicarle Betadine sobre los puntos para que no se infecten.

Importante en las curas es mantener seca esta zona una vez realizada la cura,  por lo que tendrás que dejar que el betadine se seque por si solo o también puedes ayudarte de un secador de pelo con aire frio para acelerar este proceso.

Por último, tienes que saber que vas a sufrir erecciones involuntarias sobre todo por las noches y que esto puede hacer que se te salte algún punto. Intenta evitarlas en la medida de lo posible (aplicándote frío en los pies por ejemplo cuando veas que estás empezando a tener una erección).

En el caso de que se te salte algún punto no te preocupes, ya que esa zona si no hay ningún tipo de problema terminará cerrándose algunos días después (de dentro hacia afuera) que la zona que todavía mantiene los puntos.

Vuelve a contactar con tu médico si:

  • Tienes algunas décima de fiebre.
  • Ves que se te ha infectado la herida por alguna zona.
  • Compruebas que tienes algún tipo de problema a la hora de orinar.
  • Si tiene algún tipo de pregunta, siempre es bueno quedarse tranquilo preguntando al especialista.

Ventajas y desventajas de la Circuncisión

VENTAJAS:

  • Mejora la higiene, ya que todo queda descubierto.
  • Reduce enfermedades de transmisión sexual e infecciones.
  • Disminuye el riesgo de tener cáncer de pene.
  • Se controla mejor la eyaculación.

DESVENTAJAS:

  • Problemas tras la operación: sangrado excesivo, infecciones de la piel, etc (aunque no os alarméis que esto no suele ser lo habitual).
  • Es un procedimiento molesto, que os va a dejar un mes aproximadamente sin poder tener relaciones sexuales con tu pareja, y cuando vuelvas a tenerlas tendrás que tomártelo con calma.
  • Hay varones circuncidados que dicen que pierden sensibilidad y por tanto disfrutan menos que cuando no estaban operados a la hora de mantener relaciones sexuales.

Esta Web utiliza cookies, tanto propias como de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información de nuestra política de cookies en nuestras Condiciones de Uso.    Más información
Privacidad